Padecer de hongos genitales es una de las cosas más incomodas por la que cualquier hombre o mujer pudiera pasar, por ello, es totalmente comprensible el buscar diferentes métodos para eliminarlos, en este artículo hablaremos de uno de ellos, el talco para hongos genitales.

Talco para hongos genitales

Los talcos antimicóticos son una de las mayores ayudas a la hora de combatir a los hongos, esto se debe a que no solo cuentan con los principios activos adecuados para ello, sino que, además, al ser polvo contrarrestan una de las principales causas de la aparición de los hongos, la humedad.

¿A base de qué están hechos los talcos para hongos genitales?

Estos talcos, principalmente, cuentan con principios activos como el miconazol, clotrimazol, terbinafina, etc.

Estos principios activos son los encargados de matar los hongos y de disminuir considerablemente las molestias causadas por ellos.

Aplicación de los talcos antimicóticos.

Los portales especializados en tratas problemas micóticos como nomashongos.com recomiendan que los talcos antimicóticos sean utilizados de dos a tres veces en el día, aunque no hay mayor inconveniente si son utilizados por más ocasiones, siempre y cuando la piel se encuentre limpia y seca.

La duración del tratamiento depende del tipo de hongo, pero siempre se va a extender a que todos los síntomas hayan desaparecido.

Situaciones de riesgo.

Como en cualquier tipo de medicamento es recomendable que el uso de este tipo de talcos sea completamente seguro, sobre todo, en las siguientes cuatro situaciones.

  1. Niños. Hasta ahora no se tiene constancia de que existan restricciones en el uso de talcos antimicóticos en los genitales de los infantes, siempre y cuando se descarte cualquier tipo de alergia a los componentes.
  2. Tercera edad. Los talcos antimicóticos también pueden utilizarse en personas de tercera edad sin ningún tipo de restricciones.

En estos casos es indispensable contar con la opinión de tu médico, ya que, si bien es cierto que no hay nada que indique que el bebé sufra algún tipo de consecuencias nunca está de más prevenir algún tipo de eventualidad.

En mujeres en período de lactancia puede ser usado sin ningún tipo de problema.

Recomendaciones a tener en cuenta.

  • Es muy importante que los talcos que se utilicen sean exclusivamente para el uso en las partes genitales.
  • Igual de importante es que los talcos que se utilicen en las zonas genitales sean antimicóticos, el uso de otro tipo de talcos que solo sirven para mantener la piel libre de humedad no eliminará los hongos. Además, algunos estudios han demostrado que el uso continuo de ese tipo de talcos puede afectar seriamente la vagina y el tracto genital.
  • Estos talcos deben mantenerse en una temperatura de no más de 30°C, libre de humedad y sin recibir luz solar directa.

Vídeo de cómo hacer talco casero

Si al final decides usar el talco con precaución te presentamos este corto vídeo en donde podrás aprender cómo hacer talco casero.